Incluir Prostitución. Un atentado contra los Derechos Humanos en la Sala Baluarte de Pamplona (Navarra)

Hablar de prostitución en el s. XXI conlleva rememorar el término latín prostituere, que significa literalmente exhibir para la venta. En un mundo global donde el comercio se prioriza, donde las tradiciones y culturas se mezclan y los valores están en franca decadencia, y la movilidad y la tecnología dan acceso a un inmenso mercado, en este caso del sexo, el mundo se convierte en un inmenso escaparate, para mostrar y degradar aquello más sagrado en el ser humano.